El Rosario

El Rosario

1.- Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

2.- Señor, abre mis labios y mi boca anunciará tu alabanza. Ven, ¡Oh Dios! en mi ayuda, apresúrate Señor a socorrerme. Gloria al Padre, al Hijo y al Espírito Santo. Como era en un principio, es ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén.

3.- Creo en Dios Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor. Fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo y nació de la Virgen Maria. Padeció bajo el poder de Poncio Pilato. Fue crucificado, muerto y sepultado. Descendió a los infiernos. Al tercer día resucitó de entre los muertos. Subió a los cielos, y está sentado a la diestra de Dios Padre. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de los muertos, y la vida eterna. Amén.

4.- Según el día de la semana, elegimos el Misterio (luego seguir con paso #5)

 

MISTERIOS GOZOSOS (Lunes y Sábados)

1) La Encarnación del Hijo de Dios.
2) La Visitación de Nuestra Señora a su prima santa Isabel.
3) El Nacimiento del Hijo de Dios en Belén.
4) La Purificación de Nuestra Señora y Presentación del Niño Jesús. 
5) El Niño perdido y hallado en el Templo.

MISTERIOS DOLOROSOS (Martes y Viernes)

1) La Oración de Jesús en el Huerto de los olivos.
2) La Flagelación del Señor.
3) La Coronación de espinas.
4) La Cruz a cuestas camino del Calvario .
5) Crucifixión y muerte de Jesús  en la Cruz.

MISTERIOS GLORIOSOS (Miércoles y Domingos)

1) La Resurrección del Señor.
2) La Ascensión del Señor.
3) La Venida del Espíritu Santo.
4) La Asunción de Nuestra Señora.
5) La Coronación de María Santísima.

MISTERIOS LUMINOSOS (Jueves)

1) El Bautismo en el Jordán
2) La autorrevelación de Jesús en las bodas de Caná. 
3) El anuncio del Reino de Dios invitando a la conversión. 
4) La Transfiguración del Señor en el monte Tabor. 
5) La institución de la Sagrada Eucaristía. 

 

5.- Se enuncia el primer misterio: se reza (1) Padrenuestro, (10) Avemarías, (1) Gloria y a continuación estas dos Jaculatorias: #1) María, Madre de gracia, Madre de misericordia, en la vida y en la muerte amparanos gran Señora, no te olvides de nosotros en aquella nuestra última hora Virgen Santísima. #2) Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas, especialmente las más necesitadas de tu misericordia. Amén.

6.- Se enuncia el segundo misterio: se reza (1) Padrenuestro, (10) Avemarías, (1) Gloria y a continuación estas dos Jaculatorias: #1) María, Madre de gracia, Madre de misericordia, en la vida y en la muerte amparanos gran Señora, no te olvides de nosotros en aquella nuestra última hora Virgen Santísima. #2) Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas, especialmente las más necesitadas de tu misericordia. Amén.

7.- Se enuncia el tercer misterio: se reza (1) Padrenuestro, (10) Avemarías, (1) Gloria y a continuación estas dos Jaculatorias: #1) María, Madre de gracia, Madre de misericordia, en la vida y en la muerte amparanos gran Señora, no te olvides de nosotros en aquella nuestra última hora Virgen Santísima. #2) Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas, especialmente las más necesitadas de tu misericordia. Amén.

8.- Se enuncia el cuarto misterio: se reza (1) Padrenuestro, (10) Avemarías, (1) Gloria y a continuación estas dos Jaculatorias: #1) María, Madre de gracia, Madre de misericordia, en la vida y en la muerte amparanos gran Señora, no te olvides de nosotros en aquella nuestra última hora Virgen Santísima. #2) Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas, especialmente las más necesitadas de tu misericordia. Amén.

9.- Se enuncia el quinto misterio: se reza (1) Padrenuestro, (10) Avemarías, (1) Gloria y a continuación estas dos Jaculatorias: #1) María, Madre de gracia, Madre de misericordia, en la vida y en la muerte amparanos gran Señora, no te olvides de nosotros en aquella nuestra última hora Virgen Santísima. #2) Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas, especialmente las más necesitadas de tu misericordia. Amén.

10.- Al terminar el quinto misterio: se reza (1) Padrenuestro y (3) Avemarías modificadas (Leer abajo):

Ave María #1: Dios te salve, María, Hija de Dios Padre, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Ave María #2: Dios te salve, María, Madre de Dios Hijo, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Ave María #3: Dios te salve, María, Esposa de Dios Espíritu Santo, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

11.- Para terminar se reza La Salve: Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra. Dios te salve. A Tí clamamos los desterrados hijos de Eva, a Tí suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora Abogada Nuestra, vuelve a nosotros tus ojos misericordiosos, y después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. Oh, clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

 

Amén. 

 

 

LAS 15 PROMESAS DE LA VIRGEN MARÍA PARA TODO AQUEL QUE RECE EL ROSARIO:

1) El que me sirva, rezando diariamente mi Rosario, recibirá cualquier gracia que me pida.

2) Prometo mi especialísima protección y grandes beneficios a los que devotamente recen mi Rosario.

3) El Rosario será un fortísimo escudo de defensa contra el infierno, destruirá los vicios, librará de los pecados y exterminará las herejías.

4) El Rosario hará germinar las virtudes y también hará que sus devotos obtengan la misericordia divina; sustituirá en el corazón de los hombres el amor del mundo al amor por Dios y los elevará a desear las cosas celestiales y eternas. ¡Cuántas almas por este medio se santificarán!.

5) El alma que se encomiende por el Rosario no perecerá.

6) El que con devoción rezare mi Rosario, considerando misterios, no se verá oprimido por la desgracia, ni morirá muerte desgraciada; se convertirá, si es pecador; perseverará en la gracias, si es justo, y en todo caso será admitido a la vida eterna.

7) Los verdaderos devotos de mi Rosario no morirán sin auxilios de la Iglesia.

8) Quiero que todos los devotos de mi Rosario tenga en vida y en muerte la luz y la plenitud de la gracia, y sean partícipes de los méritos de los bienaventurados.

9) Libraré pronto del purgatorio a las almas devotas del Rosario.

10) Los hijos verdaderos de mi Rosario gozarán en el cielo una gloria singular.

11) Todo lo que se me pidiere por medio del Rosario se alcanzará prontamente.

12) Socorreré en todas sus necesidades a los que propaguen mi Rosario.

13) Todos los que recen el Rosario tendrán por hermanos en la vida y en la muerte a los bienaventurados del cielo.

14) Los que rezan mi Rosario son todos hijos míos muy amados y hermanos de mi Unigénito Jesús.

15) La devoción al santo Rosario es una señal que manifiesta la predestinación a la gloria.

 

Contacto:

juan.boillat@oremosporlapaz.org

San Salvador, El Salvador.