Ayuno y Abstinencia

Ayuno y Abstinencia

El Ayuno es una práctica de abstinencia que puede considerarse como la abstención parcial o total de cualquier tipo de alimento o bebida. Muchas veces este tipo de abstención se da por motivos religiosos.

La Abstinencia es la omición parcial o total de los gustos, deleites o placeres que el mundo nos ofrece. El propósito de la abstinencia no es castigar al cuerpo, sino, enfocarnos en Dios. Una de las principales razones por la cual es recomendada la práctica de la abstiencia es que nos otorga fortaleza para poder negar los placeres físicos e ir en busca de un crecimiento espiritual y de una comunión profunda con Dios.

Cualquier acción que podamos ceder temporalmente con el fin de concentrarnos más en Dios, puede ser considerada como una Abstinencia.

La Abstinencia es un esfuerzo extraordinario para alcanzar un beneficio mayor, venciendo los propios placeres, intereses y comodidades. 

Debemos tener en mente que la Abstinencia es un valor muy importante para crecer espiritualmente en nuestra vida por la fuerza que imprime en nuestro carácter. Compromiso, perseverancia, optimismo, superación y servicio son algunos de los valores que se perfeccionan al practicar la Abstinencia, por eso, la Abstinencia no es un valor que sugiere sufrimiento y castigo, sino una fuente de crecimiento personal y espiritual.

 

Contacto:

juan.boillat@oremosporlapaz.org

San Salvador, El Salvador.