La Santidad

La Santidad

La Santidad es una costumbre, un hábito, una decisión diaria de realizar el bien y agradar a Dios con buenas acciones. 

Abraza las bendiciones, cuéntalas a los demás. Anímate a luchar por tu Santidad. Recuerda la fortaleza de suplicar, no dejes de orar.

Creer en Dios trae consigo responsabilidades en el alma, inquietudes sobre la verdad e indicadores sobre cómo llegar a la Santidad.

No hay nada más útil para cada individuo que esmerarse en el crecimiento de las virtudes que lo dirigen a la Santidad.

Es más provechoso para quien persigue un camino de Santidad que el amor hacia toda criatura sea confiada primero a Dios.

La vida no tiene una enmienda más grande que la búsqueda de la Santidad y la conversión cotidiana a Dios.

Desarrollar una mayor consistencia espiritual es imprescindible para acercarnos a la Santidad.

La santidad se apasiona con la verdad y se emociona en lo cotidiano. La Santidad se demuestra en el habla y se deleita en la mirada.

La limpieza se crea de lo que una vez fue sucio, la Santidad se crea de lo que una vez fue pecado.

 

Contacto:

juan.boillat@oremosporlapaz.org

San Salvador, El Salvador.